Justo cuando la necesitamos nos falla la seguridad

julio 24, 2011

La tristeza e impotencia que debe embargar al pueblo Noruego debe ser máxima puesto que ha sido uno de los suyos el responsable de tan atroz acto de violencia. Como español me identifico con la tragedia puesto que sufrimos de forma impotente también los hechos del 11M del 2004. Por encima de la tristeza que nos embarga sentimos una profunda impotencia al sentirnos incapaces de evitar tales atrocidades. Quienes designamos como responsables de la seguridad de nuestras familias, quienes manejan presupuestos importantes, no son capaces ni siquiera de evitar tales hechos y es el motivo por el que nos planteamos si la seguridad es una prioridad para nuestros gobernantes.

La seguridad ciudadana es el factor al que damos más importancia, delante de la sanidad, en una sociedad modena. De nada nos sirve promulgar por un estado del bienestar si en el momento en que necesitamos se cumpla el primer objetivo, fallamos. Es opinión pública que tanto en los sucesos de Oslo 2011, como en Madrid 2004, la seguridad ha brillado por su ausencia. Si no somos capaces de proporcionar seguridad cuando realmente el pueblo la necesita no está justificado el alto nivel de gasto que realizamos en la misma.

Si hacemos una comparativa con el mundo tecnológico, mantener un alto nivel de seguridad es una prioridad de los jefes de departamento de IT. Se mantiene la seguridad mediante controles al personal, cortafuegos en las comunicaciones, política adecuada de copias de seguridad y duplicidad de sistemas. Todos los días debemos realizar los procesos que nos garantizen el nivel de seguridad que demande la empresa y no fallar en ninguno. Si en el momento en que necesitemos recuperar una copia de seguridad ésta no está disponible por un fallo humano y supone perdida de información a la empresa estoy seguro que tal circunstancia traerá consecuencias inmediatas como el despido del responsable afectado.

Que yo recuerde, tras el atentado de Madrid 2004 no dimitió nadie antes de que el pueblo cambiara de rumbo político. Esperemos que en Noruega sepan afrontar lo sucedido y responsablemente dimitan los afectados.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: